Entradas con la etiqueta ‘arreglar una persiana descolgada’

Cómo arreglar una persiana que no funciona

arreglar una persiana

Es raro en estos días no encontrarnos con una vivienda que no disponga de persianas enrollables gracias a su utilidad y protección de nuestras casas. También es cierto que es un elemento que utilizamos a diario y en ocasiones tienen un gran desgaste ya que estas persianas  disponen muchos elementos móviles como cintas, ejes, rodillos pasas cintas, lamas y guías, que cuando se dañan por el uso puede provocarnos verdaderos problemas.

Cómo arreglar una persiana que no funciona:

como arreglar una persiana

Lo primero que tenemos que hacer es despejar la zona para poder trabajar de forma segura y confortable. En siguiente lugar debemos acceder al interior de la caja de la persiana quitando los tornillos de la tapa y retirando los misma, de esta forma podremos examinar su interior y poder diagnosticar los posibles fallos de funcionamiento.

Ahora debemos quitar los topes de las persiana para poder desenrollarla sobre su propio eje, de esta forma saldrá de sus raíles y luego tiramos de ella hacia abajo hasta desplegarla totalmente. Normalmente las persianas se sujetan al eje por unas correas atadas o atornilladas al mismo las cuales debemos liberar para sacarla completamente de la caja.

Con la persiana fuera podremos revisar si el eje y correa tensora se encuentran en buen estado y también podremos cambiar cómodamente las lamas que estén dañadas o astilladas de igual forma es un buen momento para poder limpiar la persiana a fondo ya que siempre es complicado limpiarlas cuando están instaladas, sobre todo la parte que da al exterior.

De la misma forma sacamos el cajetín del recogedor de la cinta que está pegado a la pared para comprobar que funciona y que tensa la cinta correctamente hacia abajo sino es así debemos reemplazarlo por otro. Revisamos ahora que los rodillos del pasa cinta funcionen correctamente y sino los cambiamos también, aunque pueda parecer una pieza pequeña, tienen una función importante ya que hacen pasar la cinta correctamente a la polea y evitan la fricción de la cinta y que a la larga se rompa.

Es el turno de verificar que el eje puncione perfectamente y que este alineado, a nivel y que gire libremente, de no ser así impedirá que la persiana se enrolle de manera adecuada, si está en mal estado podemos sustituirlo por un nuevo herraje. Una vez comprobado volvemos a montar el eje y colocamos la cinta del recogedor y la conectamos al eje tal y como estaba, pasando la cinta por la ranura y practicando un nudo para que sirva como tope y así poder enrollar la cinta.

Podemos comprar lamas por separado y sustituirlas por la que estén mal cortándolas a la medida de las otras. Ahora con las lamas alineadas volvemos atar la persiana al eje y la arrollamos sobre sí misma para luego poder pasarla por el raíl, de esta forma la iremos alineando las lamas hasta que todas pasen sin problema. Comprobamos que la persiana suba y baje perfectamente y sin esfuerzo, luego volvemos a colocar la tapa de la caja de la persiana y no nos olvidemos de volver a colocar los topes para que la persiana no se enrolle al final sobre sí misma.

Y ya tenemos arreglada nuestra persiana. Hay que destacar que todas las piezas y elementos se pueden conseguir y comprar por separado y no representan un alto costo, incluso muchos elementos internos como ejes, soportes y pasa cintas pueden ser utilizados en otros modelos y esto nos permitirá arreglar nosotros mismos la persiana que no funciona.

Imágenes: Cambesa.es

Enlaces patrocinados:
Categorías
Enlaces patrocinados: